Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011

COMPRAMOS TUS JOYAS A PRECIO DE ORO

Imagen
Esta foto de un cartel publicitario ha sido tomada en el metro de Madrid por mi muy querida amiga y activa corresponsal de este blog GMZ.

Nos muestra una publicidad arriesgada, que se pasea en esa fina línea que separa al humor del mal gusto para llamar la atención de los usuarios. Muchas personas podrían verse ofendidas porque en la foto salga una mujer que nos muestra su dedo corazón, con el puño cerrado, un insulto que parece dirigir a todos los viajeros del metro.

La foto es el gancho. Si nos fijamos mejor en el cartel, vemos que la mujer no está enfadada, sino muy sonriente, y que en el dedo que nos enseña, casi desafiante, lleva su anillo de casada. El texto nos explica la sonrisa, el gesto, el desafío y el anillo: "¿El hombre de tu vida ya está fuera de tu vida? ¡Véndelo!"; la "o" de "véndelo" realza el anillo, a modo de lupa. Es la publicidad de una famosa red de tiendas donde cualquiera puede vender los objetos que ya no utiliza y donde pueden c…

LUTOS RÁPIDOS - ENVIUDAR POR LA VÍA RÁPIDA

Imagen


 "Colores a muestra. Lutos rápidos. Talleres propios". Me pregunto si es una manera de enviudar por la vía rápida. Los lutos que ofrecen en esta tienda, ¿son rápidos porque en el mismo local se acaba rápidamente con el finado? ¿Cómo son de rápidos? Si los llevan a cabo en los talleres propios, ¿no hay servicio a domicilio? ¿O de lo que se trata es de hacer que la pena por el fallecido nos dure poco? A muchos nos encantaría esta idea. Llega uno a la tienda y pide un luto de una hora, para no sufrir tanto. Dependiendo de la duración, se paga más o menos. Los lutos que duran minutos son para los ricos; los lutos de años son los más económicos, pero nadie los contrata últimamente porque quién querría pagar por un luto largo, cuando lo puede tener uno solo gratis. En la vida real, los lutos no pasan tan rápido, ni por encargo. Desafortunadamente, hay lutos que quedan dentro de uno para toda la vida.


Esta foto está tomada en la calle Fernando Poo, en Arganzuela, Madri…