EDIFICIO EN RUINA INMINENTE

Domingo, quedo a comer con Victoria, que está sola con los niños porque Jesús trabaja. Comemos en una terraza porque la tarde es deliciosa y disfrutamos de los últimos rayos de sol de la temporada. El paseo después de unos cafés remata una jornada perfecta. De vuelta a casa, encontramos, tirado en la acera, un cartel: “Edificio en ruina inminente”.
Miramos alrededor, pero no hay ningún edificio. Sí que era inminente su ruina. Una brisa se lleva el cartel, que acaba pisoteado por los transeúntes y al final es atropellado por un automóvil. Nos damos cuenta de que, no importa que nos engañe el buen tiempo: hasta los edificios saben que el otoño ya ha llegado.

Comentarios

  1. ¡Qué bonito y qué otoñal! Imemine

    ResponderEliminar
  2. ¿No será un metáfora de la España actual?

    ResponderEliminar
  3. A lo mejor lo ha puesto por casualidad, nunca se sabe, con este Enrique, pero Buniglia tiene razón; es un post y una foto propios de Quevedo: "Miré los muros de la patria mía".
    Saludos a Buniglia, que parece que ha vuelto, y sobre todo al gran Enrique.
    Imemine

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MÓNICA LÓPEZ EMBARAZADA DE NUEVO

MÓNICA LÓPEZ, LA PRESENTADORA DEL TIEMPO DE LA PRIMERA

PREMIOS DE LA MÚSICA 2010