29 mayo 2012

CLÍNICA - PRACTICANTE - CALLISTA


Una calle de Madrid, una fachada sucia; el letrero del comercio ha ido perdiendo letras: no se sabe si el rehabilitador sigue trabajando; si ya no está, no queda claro si primero fue la falta de clientes o la falta de letras. Muy poca gente utiliza ya los servicios de los practicantes: para eso está la Seguridad Social (aunque ahora a lo mejor hay que volver a recurrir a ellos). Supongo que es el callista el que ha salido a la calle a cortarse las uñas, pero no creo que recoja los restos. Podría echarlos en el big bag de la izquierda de la foto, con los escombros.

3 comentarios:

  1. Anónimo1/6/12 19:53

    Es una foto fantástica, Enrique, ¿la has hecho tú?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, me la ha pasado mi muy querido amigo Pep. Me alegra que te guste. Gracias por leerme, Enrique

      Eliminar
  2. Practicante: hacía años que no escuchaba esa palabra.

    ResponderEliminar