14 diciembre 2011

NO SE CAGUEN NI MEEN FUERA DEL SERVICIO

No se caguen ni meen fuera del servicio
Aunque mis lectores no se lo crean, este cartel no es un montaje, ni lo he escrito yo: la foto fue tomada por mi querida corresponsal GMZ en un bar de los mejorcitos que hay por el Rastro.

Me encantan la simplicidad y la inmediatez del mensaje: una nota garabeateada en un momento de indignación en un cuaderno, del que ni se han molestado en cortar el borde de la espiral para que quede más estético. El que ha elaborado el cartel no es un publicista ni un diseñador.

Pero a mí me gusta: la hoja de cuaderno, el rotulador negro. Incluso la letra es descuidada pero legible. La pared, verde. Tiene una estética cutre que resulta atractiva.

5 comentarios:

  1. Simple y directo y, como indicas, seguramente lleno de frustración.

    ResponderEliminar
  2. No hay nada como hablar con palabras claras y sencillas. Nada de eufemismos como pipí o popó. Gracias por leerme, Ivo

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, Enrique: ¿has observado que en el cartel hay un «se»? Podría discutirse si es lo mismo cagar que cagarse, mear que mearse... Creo que el pronominal aporta un matiz de urgencia, de falta de premeditación. No sé, son divagaciones.
    MS

    ResponderEliminar
  4. Leído en el blog de Juan Antonio Millán:

    ¿Qué es la lectura? Una necesidad biológica de la especie. Ninguna pantalla y ninguna tecnología lograrán suprimir la necesidad de lectura tradicional. En el cuarto capítulo de Ulises, Joyce evoca muy bien esa necesidad: cuando Leopold caga, lee el periódico, y el ritmo de la lectura acompaña el ritmo del esfínter. Eso no es ni anecdótico ni marginal. Todo el mundo se va al retrete con un libro o una revista bajo el brazo. Se lee con el ojo del culo.
    (Umberto Eco, 1991)

    http://jamillan.com/librosybitios/2011/12/el-ritmo-de-la-lectura-acompana-el-ritmo-del-esfinter/

    Y visto en una farmacia, expuesto junto a la caja:
    http://www.yeswcan.es/

    No sé si los equivalentes masculinos de Espido Freire, Vanessa Montfort y demás estrellas de la prosa intestinal habrán perpetrado un librillo similar para varones estreñidos.

    Por cierto, en inglés, la palabra can, como sustantivo, significa WC y culo, entre otras cosas.

    MS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo8/6/12 17:26

      Por cierto: Recomiendo un librito* de Quevedo. Hace un par de años le regalé a un amigo la edición de Artemisa y todavía no ha parado de reírse. Puedes leerlo completo en la Red, aquí por ejemplo:

      http://www.sisabianovenia.com/LoLeido/Ficcion/QuevedoGracias.htm

      * Lo llamo «librito» porque es breve. Te recomiendo que lo leas; es muy ingenioso y divertidísimo.

      MS

      Besos,

      Eliminar