30 diciembre 2011

HACIENDA NOS NECESITA


Hacienda nos necesita
 Este fin de año ha sido atroz. En mi empresa, parecía verdad que iba a acabarse el mundo y que teníamos que resolver todo lo pendiente antes de que terminara 2011. En diciembre, nos hemos hartado a hacer cursos, hemos mantenido cientos de reuniones y nos hemos citado con todos nuestros proveedores, como si no fuéramos a volver a verlos nunca más.

Uno de los cursos fue especialmente accidentado: nos cayó una lluvia tremenda de camino al centro de estudios y llegamos hechos una sopa; en el aula nos dieron una noticia-oxímoron: el ponente, de nombre Manuel Bueno, estaba malo, y no podía dar el curso. Para intentar solucionar el incidente, se nos propuso asistir a un curso similar en otro centro, en un pueblo del sur de Madrid, y nos pilló un atasco monumental bajo la lluvia. A riesgo de quedarnos con el depósito vacío, Marina y yo decidimos parar a repostar gasolina en un surtidor de Campsa, en la calle Áncora, donde encontramos este fabuloso cartel, que nos animó a continuar la mañana, con más alegría, si cabe, y a enfrentarnos con humor a cinco horas de "Impuestos Especiales y Figuras Fiscales". 

6 comentarios:

  1. José Lanot13/1/12 6:11

    Je je, qué odisea tan entretenida...afortunadamente teníais el curso somnífero al final della...

    ResponderEliminar
  2. Anónimo13/1/12 9:59

    Jejé, sí, qué razón tienes, Mr. Lanot. Gracias por seguirme.
    Enrique Hernando

    ResponderEliminar
  3. Empiezo a imaginarme a la clase media (de la cual soy integrante lo quiera o no) como una vaca boba con unas enormes tetas, las cuales exprimen con fruición de drogodependiente el resto de los sectores de la población y los políticos (los políticos siempre van a parte)

    ResponderEliminar
  4. Sí, todos nos exprimen, como a surtidores de gasolina. Lo fantástico es que el gasolinero recomiende prudencia sólo para todos podamos seguir pagando a Hacienda. En fin. Gracias por el comentario, Ivo

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tu ejemplo de buen humor y ..recordarnos como las pequeñas cosas pueden cambiar nuestra actitiud frente al surrealismo del sistema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerme y dejar tus comentarios, querido lector anónimo. Son estos mensajes que dejáis los que me animan a seguir buscando cosas sorprendentes y que os hagan reír y pensar. Sigue leyendo.

      Eliminar