30 noviembre 2011

ENTRADA / SALIDA METRO DE MADRID

Cuando se entra en el metro, se va preparado para todo: las escaleras mecánicas, larguísimas, que a veces no funcionan y que hay que subir o bajar a pie; el calor sofocante, que nos obliga a desnudarnos en los andenes en un vano intento de no desfallecer; los vagones atestados de gente, en los que uno no puede siquiera agarrarse, quién piensa en sentarse.

Pero cuando un usuario del metro de Madrid se encuentra ante una disyuntiva como la que ofrece la foto, poco se puede hacer. ¿Debe uno entrar al metro o no? ¿Puede uno entrar por la salida y pasarse la eternidad entrando y saliendo, como un Sísifo moderno? Puede que se trate de algo tan simple como que se sale por la derecha y se entra por la izquierda, pero, ¿de dónde se sale si todavía no se ha conseguido entrar?
No sé si GMZ, colaboradora incansable de este humilde blog, llegó a entrar o a salir cuando tomó esta foto, ni si pudo finalmente llegar a su destino. Lo más probable es que siga allí, con otros muchos viajeros del metro, que todavía deben de estar pensando si salen o si entran, si vienen o si van, como decía la canción de Víctor Manuel.

6 comentarios:

  1. Las narices enseñar..., muy bueno, Enrique, como de costumbre. Ya sabes que te sigo, aunque a veces no escriba nada
    El Autor de El Lazarillo

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué angustia vital da ver esto, tú!

    ResponderEliminar
  3. Una vez mas, consigues hacernos sonreir, ante las ironias que el dia a dia tiene esta vida un tanto absurda que llevamos..... Muy muy bueno. Yo tambien te sigo.
    Marta

    ResponderEliminar
  4. Hola, lectores, gracias por seguirme. Sí, estoy de acuerdo contigo, amigo Anónimo: es un cartel un poco angustioso. Y, Autor de Lazarillo, siempre son bienvenidos tus comentarios. A, ti, Marta, ¿qué decirte, si eres una de mis mayores fans? Espero que os sigan gustando mis próximas publicaciones. Permanescan atentos a su pantalla. Enrique

    ResponderEliminar
  5. Si fuese un robot supongo que me habría provocado un cortocircuito

    ResponderEliminar
  6. Sí, es verdad. Como en aquel episodio del Superagente 86 en el que utilizan una táctica parecida para desactivar a Hymie. Gracias por leerme, Ivo

    ResponderEliminar