24 marzo 2010

EL BOTIQUÍN

Grandes remedios para los hombres y las mujeres de hoy:

4 comentarios:

  1. Yo tenía una caja, parecida a las de las aspirinas, con un medicamento llamado "Aunanariz" de la marca "Quevedo". Dentro, había seis sobrecitos de "naricísimo infinito", donde se encontraba el soneto de Quevedo "A una nariz", dividido en los dos cuartetos y los dos tercetos. Genial

    ResponderEliminar
  2. Yo quiero una caja de "Dimequesí", a ver si el chico que me gusta me hace caso de una vez.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué gracioso!

    ResponderEliminar