15 marzo 2007

GOT TO GET YOU INTO MY LIFE, WINGS

Nuestro asesor anda perdido por el Amazonas o por algún sitio, pero mis subscriptores empiezan a quejarse de la ausencia de himnos para poder soportar la semana y vamos a acabar perdiéndolos. Para salir del paso, un clásico, sin más:



Toda una declaración de intenciones y, sobre todo, un himno a la marihuana escondido en una pseudo declaración amorosa con ritmo soul. Todo un pillín, el autor, quienquiera que fuese.

El que no sepa quién es, qué es o lo que dice, que se busque la vida. Y que no haya más quejas de cabellos extraños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada